¿Qué es la Caché en WordPress?

La caché en WordPress es una técnica que almacena temporalmente versiones estáticas de tus páginas y entradas para reducir el tiempo de carga. Esto significa que cuando un visitante accede a una página en tu sitio, WordPress no necesita generar la página desde cero cada vez; en su lugar, puede entregar una versión almacenada en caché, lo que resulta en un tiempo de carga más rápido y una experiencia del usuario mejorada.


Por qué Borrar la Caché en WordPress


Aunque la caché puede mejorar el rendimiento de tu sitio, a veces es necesario borrarla para asegurarte de que los visitantes estén viendo la versión más reciente de tu contenido. Esto puede ser especialmente importante si has realizado cambios recientes en tu sitio, como la actualización de plugins, la edición de temas o la publicación de nuevas entradas.


Cómo Borrar la Caché en WordPress


1. Usar un Plugin de Caché: Si has instalado un plugin de caché como WP Super Cache, W3 Total Cache o WP Rocket, puedes borrar la caché fácilmente desde la configuración del plugin. Por lo general, encontrarás una opción para “borrar la caché” o “vaciar la caché” en el panel de WordPress. Simplemente haz clic en esta opción y el plugin se encargará del resto.


2. A través del Panel de Control de tu Hosting: Algunos proveedores de hosting ofrecen herramientas para gestionar la caché directamente desde su panel de control. Inicia sesión en tu panel de control, busca la sección relacionada con la caché y encontrarás la opción para borrarla.


3. Borrar la Caché Manualmente: Si prefieres no utilizar un plugin de caché o si necesitas borrar la caché manualmente por alguna razón, puedes hacerlo accediendo al directorio de tu instalación de WordPress a través de un cliente FTP o el administrador de archivos de tu panel de control de hosting. Busca la carpeta donde se almacenan los archivos de caché (generalmente wp-content/cache) y elimina los archivos de caché o la carpeta completa.

¿Cuándo borrar la caché de un sitio web ?

Actualización de Contenido

  • Publicación de nuevo contenido: Después de publicar nuevas entradas de blog, páginas, productos o cualquier otro contenido, para asegurarte de que los visitantes vean la versión más reciente.
  • Actualización de contenido existente: Cuando realizas cambios en el contenido de las páginas actuales, como textos, imágenes o videos.


Cambios en el Diseño o la Estructura

  • Modificaciones de diseño: Después de cambiar el diseño del sitio web, como actualizar el tema, modificar CSS o cambiar plantillas.
  • Cambios en la estructura del sitio: Como la reorganización de menús, la adición o eliminación de páginas, o la modificación de la navegación.


Actualización de Plugins o Temas

  • Actualización de plugins: Después de actualizar o añadir nuevos plugins, especialmente aquellos que afectan la funcionalidad del frontend.
  • Actualización del tema: Cuando actualizas el tema de tu sitio web para aplicar correcciones de errores, mejoras de seguridad o nuevas características.


Solución de Problemas y Depuración

  • Corrección de errores: Si has corregido errores o bugs en el sitio web que afectaban la visualización o funcionalidad.
  • Depuración: Durante el desarrollo y pruebas de nuevas características o soluciones, para asegurarte de que ves los cambios más recientes.


Mejoras de Desempeño

  • Optimización de velocidad: Después de implementar nuevas técnicas de optimización de rendimiento, como la minificación de archivos, la compresión de imágenes o la configuración de un CDN.


Problemas de Visualización

  • Cambios no reflejados: Si notas que los cambios recientes no se muestran correctamente para los visitantes, puede ser necesario borrar la caché para actualizar las versiones almacenadas.
  • Inconsistencias visuales: Cuando los usuarios informan sobre problemas de visualización que no puedes reproducir en tu navegador.


Actualización del Core de WordPress

  • Actualizaciones de WordPress: Después de actualizar el núcleo de WordPress a una nueva versión, para asegurarte de que todas las mejoras y correcciones de seguridad se apliquen correctamente.
  •  

Asegúrate de borrar la caché regularmente para mantener tu sitio actualizado y optimizado para una experiencia del usuario óptima.